Consejos

Acné, que es y tratamiento

ACNÉ: ¿QUÉ ES? CAUSAS Y CUIDADO

En este artículo hablaremos de uno de los principales problemas que solemos tener en la piel y que la mayoría de la población hemos padecido, os daremos unas recomendaciones para cuidarla.

Empezaremos recordando que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y por tanto el que está más expuesto a las agresiones de agentes externos; tales como bacterias, virus, y muchos más, por eso es muy importante cuidarnos.

¿Alguna vez os habéis preguntado que es el acné?  ¿y cuál es el motivo de su aparición?

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad cutánea, derivada de la inflamación de las glándulas sebáceas, que producen grasa -(denominada “sebo”)- que no puede eliminarse por la obstrucción de los poros de la piel.

Generalmente, el sebo producido se traslada a través de los folículos pilosos hacia la piel, el problema es que las células de la piel pueden obstruir el folículo y eso bloquea la salida del sebo, y al obstruirse el folículo las bacterias comienzan a crecer dentro, lo cual conlleva la aparición de granos, puntos negros, espinillas, la mayoría de las veces en la cara, espalda, pecho, hombros etc…

Está enfermedad es muy común, ya que un 80% o 90%  de la población la pasa en algún momento. Lo normal es que comience en la adolescencia y desaparezca en la madurez. Hay que destacar que una de las principales caudas es por tema hormonal.

Pautas y recomendaciones de tratamiento.

  1. Empezaremos con una buena higiene, es muy importante una buena limpieza diaria, tanto por la noche cómo por la mañana. Nuestros jabones de arcilla roja o arcilla verde, te ayudará a cubrir esa necesidad, ya que de arcilla roja o arcilla verde han sido creados específicamente para una limpieza profunda de la piel, eliminan puntos negros, pústulas, ampollas de pus…
  2. El siguiente paso es aplicar un tónico, ya que limpia delicadamente y corrige regula el exceso de grasa (efecto seborregulador), refresca y cuida la piel, además tienen efecto antiséptico y protector. Evita la pérdida de elasticidad, regula la hidratación y recupera el pH neutro de la piel. Te recomendamos nuestro tónico revitalizante que cubre esa necesidad.
  3. Al menos una vez a la semana es recomendable aplicar una mascarilla limpiadora, las de arcilla funcionan muy bien por su efecto purificante y antibacteriano, refuerzan además el desbloqueo de las glándulas sebáceas. Te sugerimos que pruebes nuestra mascarilla de arcilla verde con árbol de té.
  4. El último paso y muy importante es tener la piel hidratada sin aportar más grasa, por tanto debemos aplicar una crema que promueva los procesos de regeneración de la piel, que neutralice la acción dañina de los radicales libres, reduciendo los procesos inflamatorios y calme e hidrate nuestra piel. Nuestra recomendación es la crema Regherma que cubrirá dicha necesidad.

Con estos sencillos pasos podemos tratar la aparición del acné.

En ÉLITE SALUD nos preocupamos por tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.